Imagen efectiva: entre metáforas conceptuales y corporalidad

Hablar de imagen efectiva es muy arbitrario porque hay tantos factores que se deben configurar para esto, pero para simplificar considero que cuando hay entendimiento de lo que vemos (reconocer el significado y proyección de la imagen) estamos hablando de efectividad, podemos analizar de diferentes formas la semántica de la representación visual, pasando desde las metáforas conceptuales hasta el uso del lenguaje que incluye la información sensorial que nos otorga el cuerpo humano para dar significado a lo que vemos.

Las metáforas conceptuales son imágenes que fluyen desde nuestro pensamiento a través del lenguaje y que se conectan con nuestra corporalidad; estructuran las inferencias y los estímulos que percibimos con la información previa que poseemos, la asociación de estos factores en conjunto con la realidad semántica desarrollan lo que se llama “dominios de la abstracción simbólica”, que son habilidades para realizar acciones complejas entre lo trivial (lo que hacemos comúnmente) y lo cognitivo de alto nivel.

Tenemos la capacidad de atribuirle a los objetos o personas, características que van desde la corporalidad a lo simbólico para explicar las sensaciones que nos provocan los estímulos (ej: no me gusta conversar con ella, es muy amargada y fría).
Como bien explica el sicólogo Rafael Núñez,* nuestra experiencia corporal tiene distintos niveles de dominio (térmico, espacial, kinestésico, objetivo, entre otros) que transforman nuestras imágenes a definiciones literales. Nuestra comunicación se ubica en un espacio temporal normado por lo que somos físicamente, nuestras relaciones se expresan por lo cronológico y la orientación corporal que poseemos (pasado/detrás – futuro/delante) y desde ahí, nuestra realidad.

La utilización del lenguaje como herramienta de significación posee muchos constructos arbitrarios difíciles de reconocer desde lo racional, pero que simbólicamente provienen de lo observado durante siglos de evolución semántica (sintaxis, fonología, morfología, pragmática, etc.)
La codificación sensorial, reconoce patrones tan comunes como nuestra percepción del tiempo y el espacio, sin embargo, la forma de relacionarlos con el mundo se debe a la memoria asociativa, que es capaz de relacionar lo que percibimos con nuestros sentidos para encontrar elementos relevantes en la mente y producir significación; se dice que es inmediata y de corta duración puesto que la espontaneidad de la codificación podría estar dada por la actividad eléctrica de las redes nerviosas.

Desde una mirada constructivista, puedo definir la eficacia de la imagen visual como el resultado de las operaciones metafóricas conceptuales que configuran el universo perceptual implicando, diferenciando y agrupando lo que se percibe en la retina, con la imagen mental que proviene de la memoria asociativa.
Es interesante analizar este factor, puesto que la concepción de mundo está muy marcada por el pasado y futuro que tenemos enraizado biológica y culturalmente, la perspectiva de nuestro yo en un lugar y tiempo determinados, el descubrimiento de la vida como parte de nuestra representación mental, la creación de paradigmas y todo lo que nos rodea está marcado por esto.

La comunicación se genera en el yo, y lo que queremos mostrar al mundo, el deseo de conservar lo que hemos aprendido y traspasarlo a nuestro medio, en el fondo, querer que el otro vea lo que está en nuestra mente para ser comprendidos y configurados en la existencia.

– Akata quiparu en Aymara significa “desde esto” que en nuestra perspectiva del lenguaje sería: “desde ahora en adelante”. Referencia extraída de “El paradigma de la mente corporizada” de Rafael Núñez en ”Nuevos Paradigmas a comienzos del tercer milenio”, Álvaro Fischer, Instituto de Ingenieros de Chile, segunda edición, agosto 2004, Aguilar Chilena Ediciones S.A.

Anuncios

~ por Carolina Cádiz en 04/04/2011.

2 comentarios to “Imagen efectiva: entre metáforas conceptuales y corporalidad”

  1. Interesantísimo post. Se me ocurre que puede ser interesante el aporte de Castoriadis en lo referente a representación, corporalidad y concepción del mundo. El autor habla de que existe una institución imaginaria de la sociedad que va a destacar el papel de los significados imaginarios en la construcción, mantenimiento y cambio del orden de la sociedad. Para Castoriadis la imaginación hace estallar tanto la teoría de la determinación del ser como del saber. Se pregunta qué es lo que mantiene unida a la sociedad y la respuesta es el conjunto de normas, valores, lenguaje, procedimientos y métodos de hacer frente a las cosas y de hacer cosas (a los que llama institución). Y esta sociedad funciona como un todo coherente por la existencia de un magma de significaciones imaginarias sociales. De esta forma, es la sociedad instituida la que determina las categorías esenciales de lo que pensamos y de cómo lo pensamos, las metáforas con las que vivimos. Interesante teoría.

    Un abrazo!

    • Que buena sugerencia! empezaré a leer, me han dicho que puedo profundizar más en algunos aspectos y tratar de develar otros más respecto al tema, lo que me parece muy bien, es la idea de escribir, que se se genere discusión y retroalimentación, y poder compartirlo con gente que se interesa de verdad, es realmente gratificante.. Muchas Gracias Geor!
      un abrazo! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: